Menu

Hace un speedrun de Dragon Quest 3 mientras calienta su consola en una plancha


A la hora de hacer speedruns no slo se busca superar un juego lo ms rpidamente posible, sino tambin hacerlo con originalidad. Y, qu hay ms original que pasarte Dragon Quest III mientras calientas la consola en una plancha? Eso debi pensar Hitsheegame, un usuario de Twitter que recientemente ha compartido en dicha red social una foto de l mismo jugando al clsico de rol de Square Enix mientras calentaba la consola.

En realidad, este speedrunner ha optado por ese mtodo despus de descubrir que el cartucho de Dragon Quest III tiene un fallo que slo ocurre si lo calientas lo suficiente y comienzas en el nivel 99 a una temperatura especfica. Habitualmente en los speedruns se buscan glitchs dentro del juego que faciliten acceso rpido a ciertas zonas u objetos, pero este usuario ha aprovechado un fallo del hardware para conseguir pasarse rpidamente la partida.

Dragon Quest III est listo para funcionar!”, deca Hitsheegame en el mensaje que acompaa a la imagen en la que se puede ver su consola reposando en una plancha de cocinar, un tweet en el que tambin explica el mtodo a seguir: “Todo lo que tienes que hacer es mantener la temperatura de la placa calefactora y esperar”. Eso s, no parece ser que recomiende hacerlo a todo el mundo “Es bastante peligroso, as que perdonadme si tengo un accidente”.

Termina Dragon Quest III en 22 minutos gracias al calor de la plancha

En un vdeo publicado en su canal de YouTube -y que podis ver insertado sobre estas lneas- esta persona muestra cmo ha conseguido finalizar Dragon Quest III en slo 22 minutos y 48 segundos utilizando este truco. Tambin ah da ms detalles de cmo funciona este error del cartucho: al parecer es necesario calentarlo a una temperatura de 26 grados y hacer que se mantenga ah sin que se enfre. De esa manera se puede activar un glitch que permite finalizar el juego mucho ms rpido.

No comments

Deja un comentario

Aquí encontrarás todas las noticias y las últimas novedades en videojuegos.